miércoles, 22 de noviembre de 2017

Gracias por vuestro voto

GRACIAS a todos los que estáis votando por Reflejos de Luz.
Juntos haremos posible que salga premiada y eso ayudará a seguir en linea con y para vosotros.

Ya sabéis que podéis votar CADA DÍA UNA VEZ en este enlace
https://www.digival.es/concurso/blogs/


Canción MP3 "Con María"

Canción MP3 "Con María"

Canción MP3 "Tú, María"

Canción MP3 "Tú, María"

Peticiones para el día de la Inmaculada

QUE MARÍA INMACULADA INTERCEDA POR NOSOTROS
Inmaculada Concepción, reflejo de la Misericordia del Padre para con la humanidad, preludio de la Salvación para todos, manantial de la Sangre del Cordero, a ti suplicamos que lleves junto a tu Hijo estas plegarias que tu pueblo eleva al Padre.

Hoy repetimos:
R.- QUE MARÍA INMACULADA INTERCEDA POR NOSOTROS.
1.- Por todos los miembros de la Iglesia, para que no cesen en su amor a la Virgen fuente de salvación y consuelo para sus hijos.
OREMOS

2.- Por todos los países que se acogen a la protección de la Virgen, para que Dios los colme de bendiciones y crezca en ellos la paz y la concordia frutos del Amor de Dios.
OREMOS

3.- Por los que sufren, para que María consoladora de los afligidos, acompañe su pesar y alivie su dolor.
OREMOS

4.- Por el año de la Misericordia que hoy comenzamos, para que de mano de María lo recorramos acompañados de sus enseñanzas y consejos.
OREMOS

5.- Por todas las familias, en especial por las que sufren, para que mirando a María consigan hacer un hogar como el de Nazaret.
OREMOS

6.- Por nosotros, para María nos ayude a caminar en pos de Jesucristo Camino, Verdad y Vida.
OREMOS

Padre, acoge estas súplicas que el pueblo fiel te presenta con María como mediadora.
Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén.

Canción MP3 "Dios te salve, María"

Canción MP3 "Dios te salve, María"

domingo, 19 de noviembre de 2017

viernes, 17 de noviembre de 2017

Vivir el domingo 33 de TO, Ciclo A

MATEO 25, 14-30

Es como un hombre que, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, según sus capacidades; luego se marchó. El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco; el que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos; en cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a saldar cuentas con ellos. Se acercó al que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: - Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco. Su señor le respondió: - ¡Muy bien, empleado diligente y fiel! Has sido fiel en lo poco, te pondré al frente de mucho; pasa a la fiesta de tu señor. Se acercó luego el que había recibido dos talentos, y dijo: - Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos.  Su señor le respondió: - ¡Muy bien, empleado diligente y fiel! Has sido fiel en lo poco, te pondré al frente de mucho; pasa a la fiesta de tu señor. Finalmente se acercó el que había recibido un talento y dijo: - Señor, supe que eres hombre duro, que siegas donde no has sembrado y recoges donde no has esparcido; me asusté y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo. El señor le replicó: - ¡Empleado malvado y holgazán! ¿Sabías que siego donde no he sembrado y recojo donde no he esparcido? Pues entonces debías haber puesto mi dinero en el banco, para que al volver yo pudiera recobrar lo mío con los intereses. Quitadle el talento de plata y dádselo al que tiene diez; porque al que produce se le dará hasta que le sobre, mientras al que no produce se le quitará hasta lo que había recibido. Y a ese empleado inútil, echadlo fuera, a las tinieblas: allí será el llanto y el rechinar de dientes.

BÚSQUEDA CREATIVA

A pesar de su aparente inocencia, la parábola de los talentos encierra una carga explosiva. Es sorprendente ver que el tercer criado es condenado sin haber cometido ninguna acción mala. Su único error consiste en no hacer nada: no arriesga su talento, no lo hace fructificar, lo conserva intacto en un lugar seguro.

El mensaje de Jesús es claro. No al conservadurismo, sí a la creatividad. No a una vida estéril, sí a la respuesta activa a Dios. No a la obsesión por la seguridad, sí al esfuerzo arriesgado por transformar el mundo. No a la fe enterrada bajo el conformismo, sí al trabajo comprometido en abrir caminos al reino de Dios.

El gran pecado de los seguidores de Jesús puede ser siempre el no arriesgarnos a seguirlo de manera creativa. Es significativo observar el lenguaje que se ha empleado entre los cristianos a lo largo de los años para ver en qué hemos centrado con frecuencia la atención: conservar el depósito de la fe; conservar la tradición; conservar las buenas costumbres; conservar la gracia; conservar la vocación...

Esta tentación de conservadurismo es más fuerte en tiempos de crisis religiosa. Es fácil entonces invocar la necesidad de controlar la ortodoxia, reforzar la disciplina y la normativa, asegurar la pertenencia a la Iglesia... Todo puede ser explicable, pero, ¿no es con frecuencia una manera de desvirtuar el Evangelio y congelar la creatividad del Espíritu?

Para los dirigentes religiosos y los responsables de las comunidades cristianas puede ser más cómodo «repetir» de manera monótona los caminos heredados del pasado, ignorando los interrogantes, las contradicciones y los planteamientos del hombre moderno, pero ¿de qué sirve todo ello si no somos capaces de transmitir luz y esperanza a los problemas y sufrimientos que sacuden a los hombres y mujeres de nuestros días?

Las actitudes que hemos de cuidar hoy en el interior de la Iglesia no se llaman «prudencia», «fidelidad al pasado», «resignación»... Llevan más bien otro nombre: «búsqueda creativa», «audacia», «capacidad de riesgo», «escucha del Espíritu», que todo lo hace nuevo.

Lo más grave puede ser que, lo mismo que el tercer criado de la parábola, también nosotros creamos que estamos respondiendo fielmente a Dios con nuestra actitud conservadora, cuando en realidad estamos defraudando sus expectativas. El principal quehacer de la Iglesia hoy no puede ser conservar el pasado, sino aprender a comunicar la Buena Noticia de Jesús en una sociedad sacudida por cambios socioculturales sin precedentes.


 José Antonio Pagola

19 de noviembre. I Jornada Mundial de los Pobres


El  domingo 19 de noviembre la Iglesia celebra la I Jornada Mundial de los Pobres. Una invitación que el Santo Padre dirige a toda la Iglesia, así como a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, para que escuchen el grito de ayuda de los pobres.

Esta Jornada nace hace un año. El 13 de noviembre se cerraban en todo el mundo las Puertas de la Misericordia y en la Basílica de San Pedro el Santo Padre celebraba el Jubileo dedicado a todas las personas marginadas. De manera espontanea, al finalizar la homilía, el papa Francisco manifiesta su deseo: “quisiera que hoy fuera la «Jornada de los pobres»”.
 “Precisamente hoy, cuando hablamos de exclusión, vienen rápido a la mente personas concretas; no cosas inútiles, sino personas valiosas. La persona humana, colocada por Dios en la cumbre de la creación, es a menudo descartada, porque se prefieren las cosas que pasan. Y esto es inaceptable, porque el hombre es el bien más valioso a los ojos de Dios. Y es grave que nos acostumbremos a este tipo de descarte; es para preocuparse, cuando se adormece la conciencia y no se presta atención al hermano que sufre junto a nosotros o a los graves problemas del mundo… Hoy, en las catedrales y santuarios de todo el mundo, se cierran las Puertas de la Misericordia. Pidamos la gracia de no apartar los ojos de Dios que nos mira y del prójimo que nos cuestiona… especialmente al hermano olvidado y excluido, al Lázaro que yace delante de nuestra puerta. Hacia allí se dirige la lente de la Iglesia.… A la luz de estas reflexiones, quisiera que hoy fuera la «Jornada de los pobres»”. (Papa Francisco,  13 de noviembre de 2016)
Materiales para la celebración de la I Jornada Mundial de los Pobres:
No amemos de palabra sino con obras, 
Mensaje del papa Francisco 
Logotipo y explicación
Subsidio litúrgico [PDF] [WORD]
Guion para la homilía [PDF[WORD]
Pautas para la animación [PDF] [WORD]
Subsidio pastoral
Vídeo de la Jornada
Material para Instagram, Twitter, Whatsapp y banner                  

martes, 14 de noviembre de 2017

¿Ayudas con tu voto a Reflejos de Luz?

La web de Reflejos de Luz ha sido admitida para participar en el Concurso MEJOR WEB DIGIVAL 2017.

Además del premio que otorgará el jurado del Concurso, existe un premio popular que resultará de las votaciones de los usuarios en la siguiente dirección:

https://www.digival.es/concurso/blogs/

Colabora con Reflejos y vota por nuestra web como tu favorita. Solo se admite un voto diario desde cada IP única para evitar votaciones múltiples.

Hasta el 31 de noviembre se admitirán los votos de todos los usuarios, que decidiréis quién es el ganador de esta categoría.


Que vea con tu mirada

Señor:
Gracias por mi vocación a la enseñanza.
Concédeme ejercerla con amor,
prudencia, sabiduría y paciencia.

Ayúdame a ver a mis alumnos
con Tu mirada de misericordia
para sólo captar el bien en cada uno,
conocer sus cualidades,
alentar sus sueños y proyectos,
y enseñarlos con dulzura y firmeza
a corregir sus faltas y tropiezos.

Que sepa compartir sus alegrías,
comprender sus inquietudes
y consolar sus tristezas.

Maestro Bueno:
Haz que logre enseñarles a ser
constructores de justicia y de paz,
honestidad, fraternidad y perdón,
defensores de la vida y la verdad.

Que sepa compartirles la fe,
comunicarles esperanza,
animar su perseverancia y valentía,
alentar su caridad y alegría
y sembrar en su corazón la voluntad
de caminar Contigo y hacia Ti
dedicando sus dones y talentos
al servicio y al bien de los demás.

Amén

domingo, 12 de noviembre de 2017

13 de noviembre. Cumpleaños de San Agustín

Nos dice San Agustín “No vuelvas fuera, vuélvete a ti mismo. En el hombre interior habita la verdad. El pasado ya no es. Y el futuro no es todavía. La sabiduría no es otra cosa que la medida del Espíritu; es decir, la que nivela el espíritu para que no se extralimite ni se estreche”

Conocerse bien, es decir, de forma realista, haciendo una auténtica aproximación objetiva a uno mismo y a los otros, representa un primer e importante paso para lograr orientar y dirigir de la propia vida, y es una cuestión tan importante que siempre se ha presentado a lo largo de los siglos como un gran reto para el hombre es ciertamente una ardua tarea no es tan fácil como parece de realización y que al ser de vital importancia para el hombre lo es asimismo para la sociedad y en el hecho social entra la religión, la cultura en todas sus facetas y evidentemente la política. Por ello es un gravísimo error no reconocer los propios defectos ni los defectos que comunitariamente nos tienen dominados y no es menos error no reconocer ni aceptar las propias cualidades “dones de Dios” y los dones que Dios nos quiere transmitir a través de las cualidades de los demás.

El conocimiento de todo ello y su aceptación, es el paso previo necesario para una posible superación y ello no debe conducir jamás ni a la resignación ni a la indiferencia.

Es imprescindible poder y saber distinguir tanto personal como comunitariamente lo que no se puede o no se debe modificar de lo que se puede y debe modificarse

Sabemos por experiencia que es el Espíritu Santo quien nos ayuda a entender y amar la voluntad de Dios y a entender y a amar la palabra de Dios, no podemos olvidar que El es quien nos lleva a la verdad completa y nos hace comprender aquello que aún no comprendemos de Jesús y su mensaje. El es quien “intercede por nosotros con gemido inefables” (Rm.8,26)

Solo el Espíritu como nos recuerda San Agustín es el quien nivela nuestro espíritu para que no se extralimite ni se estreche ya que Él es la misma Sabiduría de Dios derramada en nuestros corazones.Pero hay que ser objetivos y dejar que sea Él y Ella, -Espíritu y Sabiduría- los que nos ayuden a ser realistas y objetivos y por ende a dejar las palabras y pasar a las obras que demuestran la fe. De nada valen los discursos, las sonrisitas y las fotos sino no podemos decir lo que vemos y oímos como los discípulos Juan lo vieron estando con Jesús.

Nerón jamás pensó objetivamente lo que necesitaba Roma, sino lo que él quería de Roma quizás desde una paranoia incontrolable justificada por la subjetiva culpa de “unos llamados cristianos”. Pero lástima, pobre Nerón porque quien inocentemente peca, inocentemente se condena.Por eso, amigo, seas quien seas, haz un esfuerzo y aunque sea preciso hacer un alto en el camino “conócete, acéptate y supérate", para una vida mas humana y por lo tanto más cristiana y una sociedad, religión, cultura y política más limpias y auténticas según la Sabiduría de Dios y su Espíritu.

La vida de San Agustín

San Agustín Nació en el Siglo IV en un pueblecito el norte de África llamado Tagaste. Se bautizó en Milán.

Creció en una familia en la que se sintió muy querido. Su madre, Santa Mónica, intentó darle el amor que ella sentía por Dios y por todo lo que le rodeaba.

Era un joven con muchas inquietudes, al que le gustaba mucho profundizar en todo. Esa búsqueda, a los 19 años, le llevó a entablar amistad con los maniqueos, que hablaban de Jesús, pero no encontró con ellos la verdad que buscaba.

San Agustín estudió artes liberales y retórica en Cartago. Allí se enamoró y tuvo un hijo: Adeodato.
En el 375 volvió a Tagaste pero su madre no le acogió de buena manera, porque se había hecho maniqueo y se había unido a una mujer. En Tagaste dio clases de retórica.

Para él era muy importante la amistad. Tuvo grandes amigos, como Ambrosio, del cual le gustaba mucho como hablaba, aunque no le echase cuenta, el cual murió e hizo que San Agustín volviera a Cartago.

En el año 386 se convirtió al cristianismo, porque quería entregarse a la «sabiduría y vivir solo para Dios». San Agustín era un gran orador. 

En el 386 se marcha con un grupo e amigos a Casiciaco, para vivir en común con ellos. Allí escribió libros como «Del orden» o «Soliloquios» (biografía para sus amigos). 

Santa Mónica murió en el puerto romano de Ostia, cuando san Agusín tenía 33 años. Se fue a Hipona a fundar un monasterio, donde le eligen sacerdote para que ayude contra la doctrina donastita, y donde vivió la primitiva vida cristiana.. Le Nombró el obispo Valerio. También fue nombrado Obispo de Hipona en el año 395.

S.A. murió en el año 430 en Hipona.

«Quien viva con san Agustín, no tendrá más bien que a Dios.»

Video "Cumpleaños de San Agustín"

Video sobre San Agustín (Animación. 33 minutos)